Rendimiento de las calderas renovables

Las calderas renovables presentan rendimientos muy elevados con respecto a otros sistemas convencionales de climatización y producción de ACS debido a las propiedades del gas refrigerante y a la disposición del ciclo cerrado que las maximiza. 

Mientras que, por ejemplo, en calderas de gasóleo, por cada unidad de combustible se obtienen 0,98 unidades de calor, en este sistema, por cada unidad eléctrica consumida se pueden obtener hasta 6 de calor.

Es verdad que el rendimiento no es constante y que está sujeto a las oscilaciones del clima, pero aún en las condiciones más extremas, se pueden alcanzar rendimientos de hasta el 200%, siendo de más del 400% en condiciones nominales.

Además, en función de la climatología del emplazamiento y de las necesidades energéticas del edificio, en caso de que las condiciones sean extremas mucha parte del tiempo, estos sistemas permiten una hibridación con geotermia que, aunque es más costosa, incrementa notablemente los rendimientos dado que las oscilaciones climatológicas no afectan al gradiente de temperaturas de la tierra a cierta profundidad.

Tal vez te interese

Es una máquina térmica que cumple una doble función, la de climatización de la vivienda (tanto calefacción como refrigeración) y la de producción de agua caliente sanitaria. Para ello realiza un intercambio térmico con el exterior, extrayendo o expulsando el máximo calor posible dependiendo del modo de funcionamiento.

Ver más

Las calderas renovables funcionan gracias a un intercambio de calor a través del aire (aerotermia) o de la tierra (geotermia) con el interior de la vivienda. Están formadas por cuatro elementos: un compresor, una válvula de expansión y dos intercambiadores de calor (evaporador y condensador) que forman un circuito cerrado por el que circula un gas refrigerante. Gracias al aprovechamiento de la energía presente en el medio exterior se satisfacen las necesidades de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria con una misma máquina térmica de manera eficiente y renovable.

Ver Más

La gran ventaja de estos sistemas frente a otras opciones convencionales es que se pueden alcanzar rendimientos de más del 400%. Estos valores son dependientes de las condiciones climatológicas de la ubicación pero, aun teniendo condiciones muy adversas, se pueden alcanzar rendimientos del 200% o, en caso de que fuese necesario, hacer una hibridación con geotermia.

Ver más

A pesar de que la temperatura exterior de la ubicación en la que este situada la vivienda afecta al consumo eléctrico y al rendimiento de la máquina, las calderas renovables siguen siendo mucho más rentables y eficientes que otros sistemas convencionales.

Ver más

Las políticas energéticas incluyen cada vez medidas más restrictivas en el ámbito de la eficiencia energética y la renovación de equipos con el objetivo de evitar el uso de combustibles fósiles. Por ello las bombas de calor, hasta ahora desconocidas por la mayoría de la población, están ganando mucho peso en el mercado como una alternativa eficiente, limpia y rentable.

Ver más

Te ayudamos

Contáctanos de forma gratuita y te resolveremos tus dudas.

Close