¿Cómo funciona una caldera renovable?

Las calderas renovables o bombas de calor tienen un funcionamiento sencillo. Se basa en aprovechar la energía presente en el aire, puesto que por encima de los 0ºK (-273ºC) de temperatura se puede extraer energía de este medio, o en la tierra, ya que a partir de cierta profundidad las temperaturas son constantes y el intercambio de calor es muy efectivo.

Las bombas de calor combinan la electricidad y la mecánica para convertir la energía que se encuentra en el aire y en la tierra en energía para producir calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria (ACS) durante todo el año.

Constan de 4 componentes: un compresor, una válvula de expansión y dos intercambiadores de calor (un evaporador y un condensador). Estos elementos están conectados en serie en un circuito cerrado por el cual circula el gas refrigerante siguiendo un ciclo termodinámico que se detalla a continuación.

En el caso de la aerotermia, se hace pasar un caudal de aire a través del primer intercambiador (que será el evaporador en modo calefacción y el condensador en modo refrigeración). Por ese intercambiador circula también el gas refrigerante que, captará (en invierno) o cederá el calor al aire (en verano) según el modo de funcionamiento.

En el modo de calefacción, mediante un compresor, se comprime el gas refrigerante que ha captado el calor del aire, aumentado con ello su temperatura y presión lo suficientemente como para transmitir la energía acumulada al agua que le espera en el segundo intercambiador (condensador en modo calefacción).

Tras pasar por ese segundo intercambiador y haber cedido el calor que llevaba al agua, el gas refrigerante, pasa por la válvula de expansión donde pierde aún más temperatura y presión quedando preparado para empezar de nuevo el ciclo.

En modo refrigeración ocurre al revés, y se invierte el sentido de flujo gracias a una válvula de 4 vías. Y para la producción de ACS, se coloca una válvula de 3 vías tras el compresor que deriva parte del gas en su punto más caliente.
Como ya se ha comentado, aún teniendo temperaturas ambientales negativas, sigue existiendo una gran cantidad de energía que se puede aprovechar, lo que produce un gran beneficio para el usuario y para el planeta.

En el caso de la geotermia, el ciclo termodinámico es el mismo, lo único que cambia es que el sistema intercambia el calor con la tierra y no con el aire dado que, en invierno ésta está más caliente que el aire exterior, y en verano más fría, pero siempre en torno a un valor constante de 13 ºC.

Tal vez te interese

Es una máquina térmica que cumple una doble función, la de climatización de la vivienda (tanto calefacción como refrigeración) y la de producción de agua caliente sanitaria. Para ello realiza un intercambio térmico con el exterior, extrayendo o expulsando el máximo calor posible dependiendo del modo de funcionamiento.

Ver más

Las calderas renovables funcionan gracias a un intercambio de calor a través del aire (aerotermia) o de la tierra (geotermia) con el interior de la vivienda. Están formadas por cuatro elementos: un compresor, una válvula de expansión y dos intercambiadores de calor (evaporador y condensador) que forman un circuito cerrado por el que circula un gas refrigerante. Gracias al aprovechamiento de la energía presente en el medio exterior se satisfacen las necesidades de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria con una misma máquina térmica de manera eficiente y renovable.

Ver Más

La gran ventaja de estos sistemas frente a otras opciones convencionales es que se pueden alcanzar rendimientos de más del 400%. Estos valores son dependientes de las condiciones climatológicas de la ubicación pero, aun teniendo condiciones muy adversas, se pueden alcanzar rendimientos del 200% o, en caso de que fuese necesario, hacer una hibridación con geotermia.

Ver más

A pesar de que la temperatura exterior de la ubicación en la que este situada la vivienda afecta al consumo eléctrico y al rendimiento de la máquina, las calderas renovables siguen siendo mucho más rentables y eficientes que otros sistemas convencionales.

Ver más

Las políticas energéticas incluyen cada vez medidas más restrictivas en el ámbito de la eficiencia energética y la renovación de equipos con el objetivo de evitar el uso de combustibles fósiles. Por ello las bombas de calor, hasta ahora desconocidas por la mayoría de la población, están ganando mucho peso en el mercado como una alternativa eficiente, limpia y rentable.

Ver más

Te ayudamos

Contáctanos de forma gratuita y te resolveremos tus dudas.

Close