Calcula tu ahorro Calcula tu ahorro en calefacción y aire acondicionado.

Obtén una propuesta personalizada en 5 minutos y empieza a ahorrar.

¿Quieres pagar menos por calentar tu hogar con una caldera renovable?

¿Tienes dudas?

Es una máquina térmica que cumple una doble función, la de climatización de la vivienda (tanto calefacción como refrigeración) y la de producción de agua caliente sanitaria. Para ello realiza un intercambio térmico con el exterior, extrayendo o expulsando el máximo calor posible dependiendo del modo de funcionamiento.

Ver más

Si se instala un sistema de aerotermia el ahorro es real porque, para funcionar, el sistema necesita energía (gratuita) disponible en el aire: así que el ahorro es notable, salvo un mínimo consumo eléctrico necesario para que funcione el compresor. Para comprobarlo, basta con comparar los costes de consumo de las distintas energías para una superficie equivalente. Como norma general, el ahorro de energía puede llegar al 75 % en comparación con otro sistema de calefacción.

La inversión inicial es más elevada comparada con la de otros sistemas convencionales debido al precio de los equipos de última generación y en el caso de la geotermia, a las perforaciones de los sondeos, pero como el consumo anual se reduce notablemente, se recupera la inversión en unos años (dependiendo del sistema que se elija y de las necesidades del cliente).

Sí, gracias a la aerotermia se puede sustituir a cualquier sistema de calefacción existente, ya sea gasóleo, gas natural, propano, acumuladores eléctricos, radiadores de aceite, leña o biomasa, etc.
Una aerotermia es perfectamente compatible siempre y cuando exista un circuito hidráulico y espacio donde poder ubicar la unidad interior y un depósito de acumulación de ACS o de inercia.

Dadas las propiedades térmicas del gas refrigerante, el compresor no necesita consumir mucha electricidad para elevar su presión y temperatura. De ahí que esta máquina térmica presente rendimientos tan elevados y que en consecuencia el consumo eléctrico sea tan bajo.

Si, sí que requiere mantenimiento, pero dicho mantenimiento es mucho menor que con una caldera convencional, aunque generalmente una vez al año se puede hacer una limpieza de los equipos exteriores y una prueba para comprobar que todo está funcionando como debe. Es un mantenimiento preventivo.

Te ayudamos

Contáctanos de forma gratuita.

Close